DIY, Sin categoría

técnica pomodoro

Ahora que ya llevo unos días en plena rutina estudiantil y la mente en su sitio, quiero hablaros de mi experiencia con la técnica Pomodoro, un método con el que he conseguido organizar y distribuir mi tiempo de estudio.

the-pomodoro-technique-ita-version-1-638
Uno de mis objetivos es mejorar mi productividad diaria y por lo tanto, quería ir viendo resultados en muy poco tiempo. De nada me sirve perder 60 minutos en un tema en concreto, si luego no voy a recordar nada, y evidentemente, es algo por lo que todos hemos pasado alguna vez.

Qué fácil es distraerse con cualquier cosa, buscar excusas o simplemente acabar haciendo algo que no me había propuesto… hasta que descubrí el método “pomodoro”. Con él, por fin me he liberado de la maldita “procrastinación”!.

Sinceramente, la primera vez que escuché esta palabra me lo tomé como un insulto, pero siempre tenemos la manía de poner etiquetas y no es nada más que, una palabra que resume, en definitiva, el hecho de perder el tiempo en cosas que no tocan hacer, por lo  que acabas posponiendo todo lo que te habías propuesto y yo en eso, os aseguro que soy toda una experta !!

Esta técnica, básicamente, trata de conseguir ser lo más productivo en el menor tiempo posible, gracias a la distribución del tiempo en  intervalos en los que, nuestra concentración, alcanza su punto máximo y nuestro cerebro está más fresco y receptivo. Esto, dicho así, sonará un poco a chino y puede que hasta parezca un tostón, por eso, voy a contar como me distribuyo el tiempo de estudio.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Originariamente, el sr Cirillo utilizó un reloj de cocina en forma de tomate, de ahí su nombre, “pomodoro”. Tampoco se trata ahora de ir corriendo a comprar uno igualito,  (aunque lo sé, sé que te dan ganas de tener uno, solo de ver lo mono que es, a ver, siempre te quedará la opción de hacer otro pedido más en Amazon…).  En serio, cualquier reloj vale. Además, también, existen varias aplicaciones para smartphones, yo utilizo la “Goodtime” y la verdad es que, es muy sencilla y práctica.

Aunque, por otro lado, tampoco es muy recomendable tener el móvil a mano ya que, para muchos, es una tentación tenerlo cerca y nos puede distraer muy muy fácilmente, así que, si eres de esos, no arriesgarseee y a por el reloj de toda la vida!

Esto funciona de la siguiente manera, programamos 25 minutos de (pomodoro) en el que deberemos emplear nuestra máxima concentración y sin ninguna distracción a nuestro alrededor.

Pasados los 25 minutos, contamos 5 minutos de descanso por lo que sin levantarnos de la silla nos distraeremos con alguna otra cosa, ese breve descanso será suficiente para que nuestra mente desconecte.

Y así, repetiremos 4 veces, hasta alcanzar los 100 minutos de pomodoro.

La buena noticia es que, una vez finalizado este ciclo de los 100 minutos, el descanso pasa a ser de 15 minutos, en el que, ahora sí, podemos levantarnos e ir a la cocina, estirar las piernas o hacer lo que queramos. Pasados los 15 minutos hacemos una segunda vuelta hasta los 100 minutos más y siguiendo el mismo proceso que antes.

Y como todo, esta técnica depende totalmente de cada uno y su forma de organizarse, por supuesto, del aguante y lo que a cada uno le pida el cuerpo, sobretodo, la mente! No hay máximo de ciclos pero solamente hay que tener en cuenta una cosa, y es que es importante hacer breves descansos o parones para ayudar al cerebro, y en definitiva,  a uno mismo, a mejorar el rendimiento personal y a ser mucho más eficiente.

Y como no, esto todavía podemos hacerlo más bonito con un DIY no?!.

Si os interesa, aquí dejo los descargables.

Por un lado, los pomodoros que solo tendréis que forrar y recortar con los que marcaremos los tiempos.

Pomodoros

método pomodoro

Por otro lado, la base o “tablero” donde veréis distribuidos los tiempos 4 recuadros por cada ciclos, es decir, una vez hemos conseguido nuestro primer intervalo de 25 minutos, colocaremos un “pomodoro” en cada recuadro. De este modo, visualizamos nuestro esfuerzo y somos conscientes de nuestra evolución de forma progresiva.

Además es una manera de hacerlo todo más ameno y auto motivarse no creéis? .. que el panorama entre tanto libro, libretas y apuntes ya resulta duro de por si solo.

Nada más, espero que lo pongáis en práctica y si también sois de los que os espera un verano atípico y algo durillo, como buenos “opopringuis”, estoy encantada de saber qué otros métodos utilizáis y cuales os resultan más efectivos para vuestra productividad diaria.

Así que a bajo la procrastinación y a por el objetivo! jeje

Nos vemos en las redes! Ciaoo!! :*

firma

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s